12 abril 2006

SECTION A "Parallel Lives"

(Lion Music / Goi Music)

Segunda entrega de los suecos Section A. Bajo el título de “Parallel Lives” el trío escandinavo nos presenta esta obra conceptual, continuación de su sorprendente debut “The Seventh Sign” de hace tres años. La banda practica un metal progresivo, bastante melódico en su concepción, pero con una fuerza y energía en su instrumentación ciertamente remarcables. Todo esto culpa de tres elementos: del poderoso vocalista Andy Engberg que, si bien, no hace grandes alardes técnicos, si se muestra como un elemento personal y perfectamente ensamblado en la maquinaria de la banda; del potente y técnico batería Johan Koleberg; y sobre todo del guitarrista, teclista y compositor de la música Torben Enevoldsen que realiza un gran trabajo, tanto con sus instrumentos como en sus labores compositivas. A los mencionados músicos les acompañan algunos ilustres invitados, como el bajista ex Lion’s Share, Pontus Egberg, que también se encarga de la producción del álbum con un más que satisfactorio resultado, y el teclista Mats Olausson, ex Yngwie Malmsteen, que también pone parte de su talento al servicio de la obra; amén de otros menos conocidos. Todos ellos consiguen dar forma a un interesante proyecto, muy sólido en su concepción, más que correcto en su ejecución, pero quizá un tanto enrevesado para el gran público. Los temas tienen una duración media de más de siete minutos en los que los músicos dan rienda suelta a su imaginación y técnica, aunque sin demasiada facilidad de llegada al oyente. Encontramos solos intensos y técnicos en prácticamente todos los temas, solidez sin apenas fisuras en las bases, melodía y potencia en la voz, pero no acabamos de encontrar temas asequibles en si mismos, salvo la inicial “Hunted” que tiene una estructura más convencional con protagonismo de la voz sobre las guitarras, las más tranquilas “Awakening”, una especie de cruce entre Dream Theater y Cannata, y “Changing The Past” en la que se explaya Mr. Enevoldsen con su guitarra. Por el contrario temas como “The Gift” o la extensas que rondan los diez minutos “Dark Alliance” y “Hoping For A Miracle” son buenas demostraciones instrumentales, llenas de cambios de ritmo, pero sin chispa. Entre medias podemos situar “Beginning Of The End” que sí es más directa, con un buen estribillo a dos voces, pero que sigue siendo demasiado exrtensa. En definitiva, un disco con bastante mérito compositivo, con mucho trabajo y buena producción, pero que me temo sólo atraerá con fuerza a los más acérrimos seguidores del metal progresivo más técnico.
Mariano Palomo

1 Comments:

Blogger Azrael said...

me lo acabo de escuchar amigo. Es exactamente como lo describes, me gustó, algo bueno es que el guitarrista tiene feeling, algo que rara vez se ve en grupos prog.

1:43 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home